Heroes

La estaca clavada

A veces llevo a cabo discretos trabajos de espionaje para complementar la exigua pensión que me otorgaron tras cuarenta años al servicio de su majestad, ése es uno de los inconvenientes por haber resistido las numerosas ofertas para convertirme en un agente doble, ahora sé que debería haber aceptado aquella tan suntuosa de pasarme al bando americano y engrosar las filas de la Compañía. Éstos días pasados cedí, sin meditar demasiado las consecuencias, al requerimiento de una mujer joven dotada de una encantadora mirada. Nunca fui capaz de hacer frente a la belleza de una sonrisa femenina. Así que entré en la plaza escogiendo la hora más adecuada para tener el sol guardando mi espalda y el viento de frente para evitar ser delatado por el olor del miedo que sentía. Hace tiempo que han sido liberadas y conozco que al menos una de ellas es una asesina consumada. Disparé dismuladamente y salí por…

Ver la entrada original 34 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s